Aun que parezca poco  o mucho , depende de la perspectiva que cada persona lo vea . Las cosas tan pequeñitas que hacemos día con día van sellando nuestro destino ; no hay por que tener miedo a un cambio , arriesgarnos hacer cosas diferentes es algo que hace muy divertida la vida siempre pensando positivo , siempre creyendo en que lograremos grandes cosas y que solo llegaremos haciendo todas esas cositas pequeñitas. Enfocar la meta es más fácil de lo que parece , basta con no distraernos y no detenernos a pensar en lo que puede pasar o no puede pasar, simplemente hacerlo y disfrutar al máximo la decisión de perseguir esos sueños. Les comparto unos cuantos retratos que le hice a Bere Torres en nuestra aventura por las calles de New York.

Comment